Obispo_ECDIMA20150710_0013_20

Nombramientos diocesanos

Escudo_episcMons. Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón, con fecha de 27 de julio, ha firmado los siguientes nombramientos. Los titulares de los ministerios parroquiales tomarán posesión canónica de los mismos o se incorporarán, en el mes de septiembre lo más tarde el 25 de dicho mes.

NOMBRAMIENTOS:

a) Parroquias:

– D. Juan Manuel Enrich Marín, Párroco de San Vicente Ferrer de Castellón de la Plana.

– D. Rafael-Jesús Fiol García de Borbolla, Párroco de La Asunción de Nuestra Señora de Villafamés.

– Id., Párroco de San Miguel Arcángel de La Pobla Tornesa.

– D. Rafael García Castillo, Párroco de la Asunción de Nuestra Señora de Benasal.

– D. Héctor Gozalbo Gil, Párroco de la Natividad de Nuestra Señora de Villahermosa del Río.

– Id., Cura Encargado de San Pedro Apóstol de Castellón de Villamalefa.

– D. Oscar Bolumar Asensio, Párroco de El Salvador de Eslida.

– Id., Cura Encargado de San Miguel Arcángel de Ahín.

– D. Alipio Bibang Nzang, Cura Encargado de San Miguel Arcángel de Alcudia de Veo.

– Id., Cura Encargado de la Capilla de San Antonio Abad de Veo.

– D. Juan Mario Sanchiz Telemín, Cura Encargado de Santiago Apóstol de la Vall d’Uixó.

– D. Juan Vicente Vaquerizo Primo, Vicario Parroquial de La Asunción de Nuestra Señora de Alcora.

– Id., Rector de la Iglesia no parroquial de San Miguel Arcángel de La Foya.

– D. Juan Carlos Vizoso Corbel, Rector de la Capilla de Nuestra Señora Virgen del Pilar.

– D. Víctor Artero Barberá, Adscrito a la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Onda.

– D. Yago Gallo Martínez, Adscrito a la parroquia de Santa María de Castellón de la Plana.

– D. Julio César Silva Cisternas, Adscrito a la parroquia de Santa Isabel de Aragón de Vila-real.

– D. Francisco Javier Phuc Pham Van, Diácono adscrito a Santo Tomás de Villanueva de Castellón de la Plana.

– D. David Escoín Rubio, Diácono adscrito a La Asunción de Nuestra Señora de Onda.

b) Seminarios:

– D. Juan Carlos Vizoso Corbel, Vicerrector del Seminario Mayor Diocesano “Mater Dei”.

– Id., Director del Centro Superior del Estudios Teológicos.

– D. Julio César Silva Cisternas, Formador del Seminario Diocesano “Redemptoris Mater”.

c) Delegaciones:

– D. Sergio-Juan Mendoza Esteban, Delegado Episcopal en Cáritas Diocesana.

– D. Albert Arrufat Prades, Delegado Diocesano para el Turismo y Tiempo libre.

– D. Nuno Miguel Carvalho Vieira, Delegado Diocesano de Ecumenismo.

– D. Carlos Mª Asensi Arnau, Delegado Diocesano de Catequesis.

d) Cancillería:

– D. Ángel Cumbicos Ortega, Canciller-Secretario General.

e) Capellanías y otros:

– D. Pedro Segarra Martínez, Capellán del Campus Universitario del CEU-Universidad Cardenal Herrera en Castellón de la Plana.

– D. Amado Segarra Segarra, Capellán del Monasterio de la Divina Providencia de Hermanas Clarisas de la Vall.

– D. Rafael García Castillo, Capellán voluntario en el Centro Penitenciario de Albocacer.

– D. Manuel Martín Nebot, Confesor ordinario de las MM. Clarisas de Almazora.

– D. Fernando Moreno, Confesor extraordinario de las MM. Clarisas de Almazora.

CESES:

a) Parroquias:

– D. Yago Gallo Martínez, como Párroco de San Vicente Ferrer de Castellón de la Plana.

– D. Francisco Miguel Fernández, como Párroco de la Natividad de Nuestra Señora de Villahermosa del Río.

– Id., como Cura Encargado de San Pedro Apóstol de Castellon de Villamalefa.

– D. Juan Vicente Vaquerizo Primo, como Párroco de Santiago Apóstol de La Vall d’Uixó.

-Id., como Capellán de MM. Clarisas de la Vall d’Uixó.

– D. Juan Carlos Vizoso Corbel, como Párroco de La Asunción de Nuestra Señora de Villafamés.

– Id., como Cura Encargado de San Miguel Arcángel de La Pobla Tornesa.

– D. Joaquín Zarzoso Badenas, como Párroco de El Salvador de Eslida.

– Id., como Cura Encargado de San Miguel Arcángel de Ahín.

– D. Vicente Paulo Gómez, como Administrador parroquial de Santiago Apóstol de Vall d’Uixó.

– D. Víctor Artero Barberá, como Cura Encargado de San Miguel Arcángel de Alcudia de Veo.

– Id., como Cura Encargado de la Capilla de San Antonio Abad de Veo.

– D. Rodrigo Monfort Montañés, como Administrador Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora de Benasal.

– D. Julio César Silva Cisternas, como Administrador Parroquial de los Santos Reyes de Castellnovo.

– Id., como Administrador parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles de Almedijar.

– D. Oscar Bolumar Asensio, como Vicario parroquial de Santa Isabel de Aragón de Vila-real.

– D. Juan Manuel Enrich Marín, como Vicario parroquial de San Vicente Ferrer de Castellón de la Plana.

– Id., como Rector de la Capilla de Nuestra Señora Virgen del Pilar.

– D. Alipio Bibang Nzang, como Vicario parroquial de La Asunción de Nuestra Señora de Onda.

– D. Héctor Calvo Vieira, como Vicario parroquial de La Asunción de Nuestra Señora de Alcora.

– D. José Aparici Centelles, como Rector de la Iglesia no parroquial de San Miguel Arcángel de La Foya.

b) Seminarios:

– D. Miguel Abril Agost, como Director del Centro de Estudios Teológicos.

c) Delegaciones:

– D. Juan Manuel Enrich Marín, como Delegado Episcopal en Cáritas Diocesana.

– D. Sergio-Juan Mendoza Esteban, como Delegado Diocesano para el Turismo y Tiempo Libre.

– Id., Como Subdelegado Episcopal de Cáritas Diocesana.

– D. Héctor-Samuel Calvo Vieira, como Delegado Diocesano de Ecumenismo.

– D. Juan Angel Tapiador, como Delegado Diocesano de Catequesis.

d) Cancillería:

– D. Ángel Cumbicos Ortega, Vicecanciller-Vicesecretario General.

e) Capellanías y otros:

– D. José Miguel Sala López, como Capellán del Campus Universitario del CEU-Universidad Cardenal Herrera en Castellón de la Plana.

– D. Fernando Moreno Aguilar, como Confesor ordinario de las MM. Clarisas de Almazora.

– D. Amado Segarra Segarra, como Capellán de la MM. Dominicas de Burriana.

– D. Juan Vicente Vaquerizo Primo, como capellán de las MM. Clarisas de la Vall d’Uixó.

Tribunal para la exhumación, reconocimiento y traslado de los restos mortales de los Siervos de Dios, Miguel Serra i Sucarrats y Compañeros

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Escudo_episcVisto el Decreto de mi predecesor, Mons, Juan Antonio Reig Plá, de 14 de septiembre de dos mil uno, por el que se constituyeron cuatro Tribunales en orden a proceder a la exhumación, al reconocimiento y, si procediere, al traslado de los restos mortales y a la extracción de las posibles futuras reliquias de los Venerables Siervos de Dios Miguel Serra i Sucarrats, Obispo, y Compañeros, en cumplimiento de las Instrucciones que para estos casos ha dado la Congregación para las Causas de los Santos;

 

Considerando que algunos de los miembros de los precitados Tribunales ya han fallecido, que otros están jubilados canónicamente y que todos estos tribunales permanecen inactivos desde hace años con la consiguiente paralización de la tarea encomendada;

 

Con el fin de agilizar la exhumación, el reconocimiento y el traslado de los restos de los Venerables Siervos de Dios incluidos en la Causa de Canonización de los Siervos de Dios Miguel Serra i Sucarrats, Obispo, y Compañeros; por el presente

 

DECRETO

Primero.- La supresión de los cuatro Tribunales constituidos por Decreto Episcopal de 14 de septiembre de dos mil uno y el cese de todos sus miembros (cf. Boletín Oficial del Obispado de Segorbe-Castellón, nº 1979, Año 2001, págs. 245-246).

 

Segundo.- La constitución de un solo Tribunal para todo el territorio diocesano de Segorbe-Castellón con el mismo fin de proceder a la exhumación, el reconocimiento y, si procediere, el traslado de los restos mortales y la extracción de las posibles futuras reliquias de los Venerables Siervos de Dios Miguel Serra i Sucarrats, Obispo, y Compañeros.

 

 

Tercero.- El nombramiento de los miembros de éste único Tribunal, que quedará formado por los señores siguientes:

  • Juez Delegado: Rvdo. Sr. D. Jesús Vilar Vilar, Delegado Diocesano para las Causas de los Santos;
  • Notarios Actuarios: M.I. Sr. D. José Ramón López Carot y Rvdo. D. José Gabriel Bettin Vallejo;
  • Promotor de Justicia: Rvdo. Sr. D. Ignasi del Villar Santaella.

 

Así mismo faculto al Juez Delegado para que en ausencia o en caso de imposibilidad física o moral de los citados Notarios Actuarios o del Promotor de Justicia pueda nombrar ‘ad casum’ al Párroco del lugar donde hayan de realizarse la exhumación, el reconocimiento, el traslado de los restos o la extracción de las posibles  reliquias.

 

Igualmente nombro al Dr. D. Gabriel Soler Roca Médico forense, autorizándole a buscar médicos forenses colaboradores y concedo al Juez Delegado la facultad de nombrar el personal necesario para las actuaciones forenses: médicos forenses, albañiles, carpinteros, soldadores y demás oficios que fueren necesarios.

 

Consérvese copia del presente en Cancillería-Secretaría General y en la Delegación Diocesana para la Causa de los Santos, adjúntese copia en las actas de la citada Causa, comuníquese a todos y cada uno de los nominalmente citados y publíquese en el Boletín Oficial del Obispado.

 

Y para que así conste a todos los efectos, signo, firmo, rubrico y sello el presente

 

En Castellón de la Plana a catorce días del mes de noviembre del Año del Señor de dos mil once.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Doy fe,

Tomás Albiol Talaya

El Vicecanciller-Vicesecretario General

 

Inventario de bienes temporales

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

Escudo_episcLa Iglesia, misterio de comunión para la misión, es una realidad no sólo espiritual sino también humana y temporal, y como tal necesitada y
poseedora de bienes y medios temporales para el cumplimiento de su misión evangelizadora. La misma Iglesia pide de todos los administradores de bienes temporales eclesiásticos que cumplan con su función con la diligencia de un buen padre de familia (cf. c. 1284 CIC). Por tanto, todo administrador debe, entre otras cosas, vigilar para que los bienes confiados a su cuidado no se pierdan o perezcan en modo alguno ni sufran detrimento, suscribiendo a tal fin contratos de seguro, si fuera necesario; así mismo debe cuidar de que la propiedad de los bienes eclesiásticos quede garantizada por los modos civilmente válidos.

 

La elaboración de inventarios de los bienes eclesiásticos y su correcta gestión es, sin duda, el mejor comienzo para la buena administración y protección del patrimonio eclesiástico, además de ser una medida elemental de prudencia para la importante tarea de la  administración y conservación de todo el patrimonio eclesiástico estable, y no sólo del patrimonio cultural y artístico. Por ello el Código de Derecho Canónico establece que antes de que los administradores de bienes eclesiásticos comiencen a ejercer su función, se ha de hacer “inventario exacto y detallado, suscrito por ellos, de los bienes inmuebles, de los bienes muebles tanto preciosos como pertenecientes de algún modo al patrimonio cultural, y de cualesquiera otros, con la descripción y tasación de los mismos, y compruébese una vez hecho” (c. 1283, 2º CIC). Además se han de hacer y guardar dos ejemplares del inventario: un ejemplar estará en el archivo o en la administración de la persona jurídica pública correspondiente y otro estará depositado en la Curia diocesana, debiendo anotarse en el inventario cualquier cambio que experimente el patrimonio; cualquier cambio (alta o baja) deberá no sólo ser anotado en el ejemplar existente en poder de la persona jurídica respectiva sino que también deberá comunicarse al organismo responsable de la Curia diocesana (cf. c. 1283, 3º CIC).

 

Se entiende por ‘bienes eclesiásticos’, además de todos los bienes temporales que pertenecen a la Iglesia Universal o a la Sede Apostólica, aquellos que pertenecen a otras personas jurídicas públicas en la Iglesia (cf. c. 1257 § 1 CIC). Su administración ha de hacerse según las normas del Código de Derecho canónico así como de los propios estatutos, en su caso (cf. c. 1257 § 2 CIC).

 

En relación con las Cofradías y otras Asociaciones públicas de fieles hay que recordar que son personas jurídicas públicas. Sus bienes son, por tanto, eclesiásticos y, como tales, sujetos a la normativa canónica sobre la administración de bienes temporales (cf. c. 1257 § 1 CIC).  Su condición de ‘bienes eclesiásticos’ no cuestiona en modo alguno la propiedad ni los derechos de las Cofradías y otras Asociaciones sobre su patrimonio temporal. Al contrario, el inventario asegura sus derechos y presta una ayuda inestimable para su administración, su conservación y su debido uso. Se ruega a los párrocos o rectores de iglesias, donde estén radicadas las Cofradías y otras Asociaciones, que les ayuden y asesoren con delicadeza en la confección o actualización del inventario. Si en algún caso surgiere alguna duda sobre la titularidad de un bien temporal, consúltese al Sr. Delegado Diocesano de Patrimonio Histórico-Artístico y Documental.

 

Es muy de agradecer el laborioso trabajo de inventario, sobre todo de bienes inmuebles y bienes muebles artísticos y culturales, que en los últimos años se ha llevado a cabo en nuestra Diócesis. Pero por distintas razones y circunstancias hay personas jurídicas públicas de nuestra Diócesis que no tienen todavía inventario de sus bienes temporales o el mismo es incompleto o está sin actualizar. Para dar cumplimiento a lo que pide la Iglesia para garantizar la buena administración de los bienes temporales y de evitar su pérdida o deterioro, urge elaborar, completar o actualizar el inventario de bienes temporales de todas las personas jurídicas públicas, sujetas a nuestra jurisdicción. Con el fin de evitar hacer un trabajo ya hecho, en relación con los bienes inmuebles y con los bienes muebles artísticos y culturales se aconseja consultar sobre la existencia de su inventario en la Delegación Diocesana de Patrimonio Histórico-Artístico y Documental y en la Sección de Casas Abadías y Archivo de Propiedades de la Curia Diocesana.

 

Por todo ello y dado que está encomendado especialmente al Obispo diocesano vigilar con diligencia la administración de todos los bienes pertenecientes a la Diócesis así como a las personas jurídicas públicas que están sujetas a su jurisdicción, y que ha de dar las instrucciones oportunas dentro de los límites del derecho universal y particular para organizar todo lo referente a la administración de los bienes eclesiásticos (cf. c. 1276 CIC), por el presente

 

DECRETO

1º. La elaboración o actualización de inventario de los bienes temporales de todas las personas jurídicas públicas sujetas a la jurisdicción del Obispo diocesano en nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón: a saber, además de los de la misma Diócesis, los de la S. I. Catedral en Segorbe, de la S. I. Concatedral en Castellón de la Plana, de las parroquias (iglesia parroquial y otros templos, incluidas las capillas, casas abadías, despachos parroquiales, archivos parroquiales y otras dependencias parroquiales), de santuarios o templos no pertenecientes a parroquias, de los Cabildos Catedral y Concatedral, de los Seminarios Mayores y Menores-Colegios diocesanos, de los Monasterios y Conventos autónomos, sujetos a nuestra jurisdicción, y del resto de personas jurídicas públicas sujetas a nuestra jurisdicción, como son Cofradías y otras Asociaciones públicas así como Movimientos diocesanos.

 

2º.  El inventario abarcará todos los bienes temporales pertenecientes al patrimonio estable de la persona jurídica pública correspondiente; a saber, además de los bienes inmuebles urbanos o rústicos, los bienes muebles preciosos, artísticos y culturales así como todos aquellos otros bienes estables, según se detalla en el Anexo adjunto.

 

3º. El inventario deberá ser exacto, completo y detallado con la descripción y tasación de los bienes; ésta última se hará cuando sea posible. El inventario deberá incluir descripción literaria y fotografías de los bienes así como indicación de la propiedad, los derechos, los títulos y documentos referentes a los mismos.

 

4º. El inventario deberá hacerse según el modelo aprobado en la Diócesis, bien en su versión digital bien en su versión impresa. Dicho modelo está a disposición en la Delegación Diocesana de Patrimonio Histórico-Artístico y Documental, la cual asesorará y ayudará en la elaboración del inventario.

 

5º. De todo inventario se harán dos ejemplares: un ejemplar quedará en el archivo de la persona jurídica correspondiente,  y otro se depositará en la Delegación Diocesana para el Patrimonio Histórico-Artístico y Documental.

 

6º. Todo inventario deberá estar permanentemente actualizado. Por ello se anotará, lo antes posible, cualquier cambio (baja o alta) que experimente el patrimonio de la persona jurídica correspondiente en el ejemplar en su poder y el mismo será notificado, lo antes posible, a la Delegación Diocesana de Patrimonio Histórico-Artístico y Documental, para su inmediata anotación.

 

7º. Corresponde a los responsables de las distintas personas jurídicas (Sr. Ecónomo Diocesano, Deanes-Presidentes de los Cabildos, Párrocos y asimilados,  Capellanes o Priores, Rectores y Directores, Abadesas y Prioras y Presidentes, según su respectivo ámbito de competencia) velar por la pronta elaboración y/o actualización del inventario, que efectuarán por si mismos o con la ayuda de terceros bajo su supervisión o que velarán para que lo hagan las personas encargadas de la administración de los bienes temporales a tenor del Derecho Universal, las Constituciones o los Estatutos.

 

8º. El inventario o su actualización deberá hacerse sin demora y habrán de estar concluidos y presentados en la citada Delegación Diocesana antes del día 30 de junio de 2012.

 

Comuníquese a todos los interesados y publíquese en el Boletín Oficial del Obispado.

 

Y para que así conste a todos los efectos, la presente firmo, rubrico y sello en Castellón de la Plana, a treinta y un días del mes de mayo del Año de Gracia del Señor de 2011, Fiesta de la Visitación de Nuestra Señora.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Ante mí, doy fe

 

Tomás Albiol Talaya

Vicecanciller-Vicesecretario General

Convocatoria de Órdenes al Presbiterado

 CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Escudo_episcPor el presente y a tenor de la normativa eclesial anuncio que el próximo día 14 de mayo de 2011, Víspera del IV Domingo de Pascua, Domingo del Buen Pastor, a las 11:00 de la mañana deseo administrar, D.m., en nuestra Santa Iglesia Concatedral de Santa Maria en Castellón de la Plana el sagrado Orden del Presbiterado a aquellos candidatos, que reuniendo las condiciones de la normativa canónica y, después de haber cursado y superado los estudios eclesiásticos y haberse preparado humana y espiritualmente bajo la orientación y guía de sus formadores y la autoridad del Obispo, aspiren a la recepción de este Sacramento del Presbiterado.

 

Dichos candidatos deberán dirigir a su respectivo Rector del Seminario Diocesano ‘Mater Dei’ o ‘Redemptoris Mater’ la solicitud de recibir dicho Orden, acompañada de la documentación pertinente en cada caso, de conformidad con lo que establece el can. 1050 del CIC, a fin de comenzar en los plazos determinados por el derecho de la Iglesia las encuestas y, una vez realizadas las proclamas en las parroquias de origen y domicilio actual, otorgar, si procede, la autorización necesaria para que puedan recibir el sagrado Orden del Presbiterado.

 

El respectivo Sr. Rector me presentará, con la debida antelación, los informes recabados, y, una vez concluido el proceso informativo trasladará a nuestra Cancillería antes de la fecha de la administración del Sagrado Orden toda la documentación correspondiente a los efectos pertinentes.

 

Publíquese en el Boletín Oficial de este Obispado y envíese copia a los citados Sres. Rectores para su público e inmediato conocimiento.

 

Dado en Castellón de la Plana, a veintiséis de febrero del año del Señor de dos mil once.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Por mandato de S. Excia. Rvdma.

Doy fe,

 

Tomás Albiol Talaya

Vicecanciller y Vicesecretario General

Nombramiento Delegado Diocesano para la Junta Diocesana de Cofradías, Hermandades y Asociaciones de Semana Santa

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE LA DIOCESIS DE SEGORBE-CASTELLON

 

Escudo_episcConsiderando que, transcurrido el año de renovación tácita por el plazo de un año del Secretario-Coordinador de la Junta Diocesana de Cofradías, Hermandades y Asociaciones de Semana Santa de nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón, D. Pascual Luis Segura Moreno, a tenor del art. 19º, párrafo 3, del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen interno de dicha Junta, no fue presentada candidatura alguna para la elección de los cargos unipersonales en la Asamblea General Extraordinaria de uno de diciembre de este año, según establece dicho Reglamento;

Considerando que el mismo art. 19º, párrafo 5, dispone que “concluido el periodo de un año de prolongación de mandato, el Sr. Obispo de la Diócesis podrá nombrar un Delegado que asumirá las competencias que se citan en el art. 67º” del Reglamento citado;

Teniendo en cuenta las cualidades de eclesialidad y de diligente y buena gestión que concurren en la persona de D. Pascual Luis Segura Moreno, después de haber mostrado en la Asamblea citada mi voluntad de nombrarle Delegado, vista la anuencia muy mayoritaria de los asistentes y la aceptación expresa del candidato; por el presente

 

NOMBRO

 

A D. Pascual Luis Segura Moreno, Delegado Diocesano para la Junta Diocesana de Cofradías, Hermandades y Asociaciones de Semana Santa de la Diócesis de Segorbe-Castellón, a tenor del art. 67º del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen interno de dicha Junta, con las facultades establecidas en dicho artículo y con la facultad y petición de coordinar la regularización estatutaria de las Cofradías, Hermandades y Asociaciones que lo precisen. Para otras cuestiones, el Delegado Diocesano deberá pedir delegación expresa del Obispo Diocesano. El Delegado podrá elegir hasta tres colaboradores, a título personal, a tenor del mismo art. 67º.

Espero que, asistido por la gracia de Dios, cumpla con celo, diligencia, fidelidad, sabiduría y prudencia las obligaciones propias del cargo que se le encomienda.

 

Y para que así conste a los efectos oportunos, expido el presente en Castellón de la Plana a tres de diciembre del Año de la Fe de dos mil doce, festividad de S. Francisco Javier.

 

 

 

 

XCasimiro López  Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Doy fe,

 

 

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General

Constitución del Colegio de Consultores

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Escudo_episcHabiendo constituido un nuevo Consejo Presbiteral Diocesano mediante decreto del pasado 26 de mayo, una vez consultado dicho Consejo, y habiendo expirado el periodo de cinco años del anterior Colegio de Consultores el día 21 del presente mes de julio, en atención a las facultades que me otorga el derecho (c. 202 § 1 CIC), por el presente

 

 

CONSTITUYO

El Colegio de Consultores Diocesano, que estará integrado por los siguientes miembros del mismo Consejo Presbiteral Diocesano:

– Presidente: Obispo Diocesano, que lo preside y la convoca, en sede plena.

– Consultores:

– D. Miguel Simón Ferrandis, Vicario General.

– D. Javier Aparici Renau, Vicario Episcopal de Pastoral.

– D. Pedro Saborit Badenes.

– D. José Luis García Suller.

– D. Manuel Martín Nebot.

– D. Ignasi del Villar Santaella.

– D. José Antonio Morales Moreno.

 

El Colegio de Consultores queda constituido para cinco años (c. 502 § 2 CIC) y le competen las funciones determinadas por el derecho. Seguirá en ejercicio mientras no se nombre un nuevo Colegio de Consultores, aunque los nombrados dejen de ser miembros del Consejo Presbiteral Diocesano. En caso de Sede impedida o vacante, se atendrá a lo establecido en el derecho canónico (cf. cc. 421, 501 § 2, 502 § 2 CIC).

 

Confiamos al Señor, el Buen Pastor, y a la Virgen de la Cueva Santa que todos los consultores ejerzan su tarea en bien de la comunión, vida y misión de nuestra Iglesia Diocesana.

 

Comuníquese a los interesados y publíquese en el Boletín Oficial del Obispado.

 

Y para que así conste a todos los efectos, la presente firmo y rubrico en Castellón de la Plana a treinta y uno de julio del año de Gracia de Nuestro Señor, dos mil doce.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Ante mi,

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General

 CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

Escudo_episcHabiendo constituido un nuevo Consejo Presbiteral Diocesano mediante Decreto de fecha 26 de mayo del presente año, en orden a un buen funcionamiento de nuestro Consejo Presbiteral y como ayuda para preparar el orden del día de sus sesiones, una vez consultado el Consejo Presbiteral y atendidas sus propuestas; en atención a las facultades que me otorga el derecho, por el presente

CONSTUTIYO

La Comisión Permanente del Consejo Presbiteral Diocesano, que estará integrada por los siguientes miembros:

– Presidente: Obispo Diocesano, que preside y la convoca;

– Vocales:

– Ilmo. Sr. D. Miguel Simón Ferrandis, Vicario General.

– Ilmo. Sr. D. Javier Aparici Renau, Vicario Episcopal de Pastoral;

– Rvdo. D. Miguel Díaz Pla.

– Rvdo. D. Domingo Galindo Matías.

– Rvdo. D. Ignasi del Villar Santaella.

 

La Comisión Permanente cesará con el cese del Consejo Presbiteral Diocesano. Los miembros de esta Comisión lo son por su condición de miembros del Consejo Presbiteral y cesarán cuando pierdan esta condición.

Comuníquese a los interesados y publíquese en el Boletín Oficial del Obispado.

Para que así conste a todos los efectos, lo firmo y rubrico en Castellón de la Plana a dieciséis de julio del año de Gracia del Señor de dos mil doce, festividad de Nuestra Señora, la Virgen del Carmen.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón     

 

Doy fe,

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General

 

 

Comunidad católica de ucranianos en la diócesis

 CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Escudo_episcVista la solicitud presentada por el Rvdo. D. Nuno-Miguel Carvalho Vieira, sacerdote de nuestra diócesis de Segorbe-Castellón, en la actualidad Párroco de la de San Bartolomé de Torreblanca, con fecha de uno de junio de dos mil doce (RE 225/12), en la cual manifiesta su deseo de poder atender adecuadamente las necesidades pastorales de la comunidad de fieles católicos orientales de Ucrania de rito bizantino presentes en dicha parroquia;

 

Dado que en la población de Vinaroz (provincia de Castellón), de la diócesis de Tortosa, reside actualmente el sacerdote ucraniano Rvdo. D. Stepan Dolepa, quien ejerce por nombramiento del Excmo. y Rvdmo. Mons. Javier Salinas Viñals, Obispo de Tortosa, como vicario parroquial de las parroquias de Ntra. Sra. de la Asunción y de San Agustín de Vinaroz, y, además, como “responsable de los fieles católicos de Ucrania de rito bizantino presente en la diócesis de Tortosa”, a instancia y según presentación de Mons. Dionisio Lachoviev, OBSM, Visitador Apostólico para los fieles de Ucrania de rito bizantino en España. Por el presente

 

AUTORIZO

al Rvdo. D. STEPAN DOLEPA para que, mientras tenga la encomienda pastoral de atender a los fieles de rito bizantino presentes en la Diócesis hermana de Tortosa, pueda celebrar la Divina Liturgia en la Iglesia de San Bartolomé de Torreblanca, de la diócesis de Segorbe-Castellón, al menos un domingo al mes, según el ritual y las costumbres de la liturgia de la Iglesia greco católica de rito bizantino, para los fieles de dicho rito.

 

Comuníquese a los interesados, a los fieles católicos de la parroquia de San Bartolomé de Torreblanca y publíquese en el Boletín oficial de la diócesis.

 

Y para que así conste la presente firmo rubrico y sello en Castellón de la Plana, a trece días del mes de junio del Año de Gracia del Señor de dos mil doce.

 

+Casimiro López LIorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

Doy fe,

 

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General

Apertura de la casa de las Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada

 CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Visto el escrito de fecha 13 de mayo de 2012 de la Rvda. M. María-Antonia Pérez Gámez A.SS.I., Superiora General de la Congregación de Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada (RE 233/12), por el cual solicita nuestro consentimiento escrito a tenor del canon 609 § 1 del Código de Derecho Canónico para erigir una nueva casa de su Congregación en nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón, lo que corresponde a la Superiora General de la misma según los números 214 y 230 de sus Constituciones;

 

Considerando que la citada Congregación ha suscrito con fecha 29 de mayo un acuerdo de comodato sobre el edificio en la calle Nuñez de Arce nº 11 de Castellón, -hasta ahora ocupado por el extinto Monasterio de la Purísima Sangre de Cristo y del Glorioso San José de las Monjas Clarisas Capuchinas-, con la M. Abadesa del Monasterio del Santísimo Nombre de Jesús de la Orden de Clarisas Capuchinas de la ciudad de Barbastro (Huesca), propietario de dicho edificio;

 

Y en virtud de las circunstancias que concurren en el caso y de lo establecido por el Derecho general, en especial en el canon 609 § 1 del C.I.C.,  por el presente concedo mi

 

CONSENTIMIENTO

para que la Superiora General de la Congregación de Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada pueda erigir una Casa de “Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada”, bajo el amparo de María Inmaculada, en la calle Núñez de Arce, número 11 de Castellón de la Plana, a tenor de  los números 214 y 230 de dicha Congregación.

 

Las “Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada” desarrollan su carisma propio en su Casa Religiosa, destinada a la contemplación y adoración perpetua del Santísimo Sacramento. Oramos para que, asistidas por la gracia de Dios, cumplan con celo, diligencia, fidelidad, sabiduría y prudencia las obligaciones con las que se vinculan a la Iglesia Diocesana y Universal.

 

Y para que así conste a todos los efectos firmo, rubrico y sello el presente en Castellón de la Plana, a quince días del mes de junio del Año de Gracia de Nuestro Señor de dos mil doce, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

Doy fe,

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General

Elección de sacerdotes representantes en el Consejo Presbiteral Diocesano

 CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTOLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Escudo_episcEl Consejo Presbiteral, cuya constitución es obligatoria, es un órgano colegial consultivo, que representa al presbiterio diocesano, y, a modo de senado del Obispo, le ayuda eficazmente en el gobierno pastoral de la porción del pueblo de Dios que me ha sido encomendada (cf. c. 495 § 1 CIC;  arts. 1-2 Estatutos).

 

El primer Consejo Presbiteral Diocesano constituido al comienzo de mi ministerio pastoral en esta Iglesia diocesana de Segorbe-Castellón el día 28 de febrero de 2007, ha cumplido el periodo de cinco años para el que fue constituido (art. 10 § 2 Estatutos). Por tanto, se debe proceder a la constitución de un nuevo Consejo Presbiteral. El derecho universal y estatutario contempla tres clases de miembros del Consejo presbiteral; a saber, miembros natos o por razón del oficio que desempeñan, miembros libremente elegidos por los sacerdotes y miembros libremente designados por el Obispo diocesano (cf. c. 497 CIC; arts. 7-9 Estatutos). Es, pues, necesario proceder en primer lugar a la elección del grupo de ‘miembros elegidos’ por los sacerdotes con derecho a voto activo. Deberán ser elegidos un sacerdote por los sacerdotes de cada uno de los catorce arciprestazgos, dos representantes de los sacerdotes religiosos y un representante de los sacerdotes dedicados a la enseñanza (art. 8 Estatutos). Además, con el fin de que los sacerdotes jubilados canónicamente puedan estar también representados en el Consejo Presbiteral, circunstancia no prevista en los Estatutos, éstos podrán elegir su propio representante.

 

Excepto aquellos sacerdotes que son miembros natos del Consejo Presbiteral a tenor del art. 7 de los Estatutos, tienen voto activo –elegir- y voto pasivo –ser elegido- en el grupo a que pertenecen todos los sacerdotes seculares, incardinados en la diócesis, así como aquellos sacerdotes seculares no incardinados en la diócesis y los sacerdotes religiosos, que residan en la diócesis y ejerzan de forma legítima algún oficio en bien de la misma (cf. c. 498 § 1 CIC). Los sacerdotes, miembros natos del Consejo Presbiteral por razón de su ministerio, sólo tienen voto activo, pero no pasivo. El voto activo sólo se puede ejercer en un grupo de los que a continuación se enumeran; si un sacerdote pertenece a varios grupos, comunicará por escrito a la Secretaria General del Obispado el grupo en que ha decidido ejercer su derecho a voto.

 

Pertenecen a un grupo sacerdotal arciprestal todos los sacerdotes que desempeñan una tarea pastoral en el territorio de un arciprestazgo por nombramiento del Obispo diocesano (nº 33 del Directorio del Arciprestazgo y del Arcipreste de 15 de febrero de 2012). El grupo de religiosos está formado por los religiosos sacerdotes, que residan en la diócesis y ejerzan de modo legítimo un oficio en bien de la misma (cf. 498 § 1, 2º CIC). El grupo de sacerdotes dedicados a la enseñanza está formado por los sacerdotes que imparten la enseñanza de la Religión y Moral católica en la escuela pública, concertada o privada con ‘missio canonica’. Y, finalmente, pertenecen al grupo de sacerdotes jubilados canónicamente aquellos sacerdotes incardinados en la Diócesis y residentes en la misma, que habiendo superado la edad de 75 años no tienen encomendado por el Obispo diocesano ningún ministerio pastoral en la Diócesis o que no habiendo llegado a dicha edad hayan obtenido la jubilación canónica por escrito.

 

Así pues y en atención a lo expuesto por el presente

 

DECRETO

Que se proceda a la elección de los ‘miembros elegidos’ del Consejo Presbiteral Diocesano antes del día 18 del mayo del presente año. Para la elección habrá de tenerse en cuenta  lo siguiente:

 

  1. Los representantes de los sacerdotes de los Arciprestazgos serán elegidos por los sacerdotes de cada grupo sacerdotal arciprestal. Las elecciones serán convocadas por el Arcipreste respectivo por escrito, indicando el lugar, la fecha y la hora de la sesión electiva. La Mesa electoral estará compuesta por el Arcipreste, que la preside, el Secretario del grupo sacerdotal, si ya existe, o un Secretario, si no existe secretario del grupo sacerdotal, y dos Escrutadores, designados los tres últimos por el Presidente de entre los sacerdotes del grupo sacerdotal arciprestal, oídos los presentes en la sesión electiva.

 

  1. Los dos representantes de los sacerdotes religiosos serán elegidos por y de entre los sacerdotes religiosos que residan en la diócesis y ejerzan de modo legítimo un oficio en bien de la misma. Las elecciones serán convocadas por el Vicario General por escrito, indicando el lugar, la fecha y la hora de la sesión electiva. Se permite el voto por correo, que deberá haber sido recibido en la Secretaría General del Obispado antes de la fecha y hora fijada para la sesión electiva. La Mesa electoral estará compuesta por el Vicario General, que la preside, el Canciller-Secretario General del Obispado como secretario y dos escrutadores, designados por el Presidente de entre los sacerdotes religiosos presentes o, en su falta, de entre el personal de la Curia diocesana.

 

  1. El representante de los sacerdotes dedicados a la enseñanza será elegido por los sacerdotes que ejerzan la enseñanza de la Religión y Moral católica en la escuela pública, concertada o privada con ‘missio canonica’. Las elecciones serán convocadas por el Vicario General por escrito, indicando el lugar, la fecha y la hora de la sesión electiva. Se permite el voto por correo, que deberá haber sido recibido en la Secretaría General del Obispado antes de la fecha y hora fijada para la sesión electiva. La Mesa electoral estará compuesta por el Vicario General, que la preside, el Canciller-Secretario General del Obispado como secretario y dos escrutadores, designados por el Presidente de entre los sacerdotes presentes o, en su falta, de entre el personal de la Curia diocesana.

 

  1. El representante de los sacerdotes jubilados canónicamente será elegido por los sacerdotes pertenecientes a este grupo, en el sentido arriba indicado. Las elecciones serán convocadas por el Vicario General por escrito, indicando el lugar, la fecha y la hora de la sesión electiva. Se permite el voto por correo, que deberá haber sido recibido en la Secretaría General del Obispado antes de la fecha y hora fijada para la sesión electiva. La Mesa electoral estará compuesta por el Vicario General, que la preside, el Canciller-Secretario General del Obispado como secretario y dos escrutadores, designados por el Presidente de entre los sacerdotes presentes o, en su falta, de entre el personal de la Curia diocesana.

 

  1. Ningún sacerdote puede tener más de un voto activo, por lo que los sacerdotes que pertenezcan a más un grupo deberán decidir y comunicar a la Secretaría General en qué grupo harán efectivo su derecho a voto activo (cf. art. 7 § 3 Estatutos).

 

  1. En la elección se procederá a tenor de los cc. 119, 1, 166 y 167 del Código de Derecho Canónico (art. 8º § 2 Estatutos)

 

  1. El Secretario de cada una de las Mesas levantará de inmediato acta de la sesión electiva, que, debidamente firmada y con el VºBº del Presidente, remitirá a la Secretaría General del Obispado.

 

Comuníquese a todos los interesados por los medios habituales y publíquese en el Boletín Oficial y en la página web del Obispado.

 

Dado en Castellón de la Plana, a 16 de abril del año del Señor de dos mil doce, festividad de San Vicente Ferrer.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

 

Doy fe,

Tomás Albiol Talaya

Canciller-Secretario General