En la fiesta de la Sagrada Familia. 28 de diciembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

El domingo después de la Navidad celebramos la Fiesta de la sagrada Familia y, por esta razón, también en la Jornada de la familia. En efecto: fue en el seno de una familia, la Familia de Nazaret, formada por José María y Jesús, donde fue acogido con gozo, donde nació pobre y humilde, donde creció y se educó Jesús, el Hijo de Dios, hecho hombre, obediente a Dios, y a María y José.

 

La Familia Sagrada es un hogar en que cada uno de sus integrantes vive el designio amoroso de Dios para con cada uno de ellos: José vive la llamada de Dios a ser esposo y padre; María, la de esposa y madre y Jesús, Hijo mismo de Dios, su llamada y misión de enviado para salvar a los hombres. En este hogar es donde Jesús pudo educarse y formarse para la misión recibida de Dios. Leer más

Fiesta de la Sagrada Familia y clausura del II Año Mariano de LLedó. 23 de diciembre

A todo el Pueblo de Dios en Segorbe-Castellón: Laicos y familias, religiosos y sacerdotes

Pluma

 

Queridos diocesanos:

 

El domingo después de la Navidad, el día 28 de diciembre, celebraremos la Fiesta de la Sagrada Familia y la Jornada de la familia. Este año lo haremos en la Basílica de Lledó para clausurar también el II Año Mariano de Lledó que venimos celebrando durante el presente Año de 2014, que toca ya a su fin.

 

A los pies de la Virgen queremos agradecer a Dios las innumerables gracias que de Él hemos recibido durante este año mariano por la mediación de la Mare de Déu del Lledó. Y puesta nuestra mirada en la Sagrada Familia de Nazaret queremos celebrar la belleza de la familia y orar por y con nuestras familias. Leer más

A la Luz de la Navidad. 21 de diciembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

En unos pocos días celebraremos la Navidad. Un año más escucharemos las palabras con que el ángel anuncia a los pastores el nacimiento de Jesús en Belén: “Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor” (Lc 2,10-11). Esta es la buena Noticia de la Navidad, la razón más profunda de nuestra alegría navideña y el motivo de nuestra esperanza. Como los pastores, los cristianos escuchamos con estupor este anuncio y acudimos con gozo a Belén a contemplar este misterio de salvación: el Hijo de Dios, la Palabra eterna de Dios, se hace carne y acampa entre nosotros. Dios viene hasta nosotros, se hace uno de los nuestros y asume nuestra propia carne para llevarnos a Dios. Leer más

A los inmigrantes latinoamericanos. 12 de diciembre

PlumaQueridos hijos e hijas:

 

Os saludo de todo corazón un año más en este día en el que de nuevo os reunís esta tarde para celebrar con fe y devoción la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de toda América. Y lo hacéis para sentir el abrazo de la Madre, ese mismo abrazo que acogió en su seno a todos los hermanos de las tierras americanas, a los que ya estaban y a los que llegarían después.

 

En palabras del Papa Francisco, “la alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús” (EG 1). Esta alegría sólo puede ser auténtica si procede de un corazón que está dispuesto a dejarse transformar por el Espíritu Santo, un corazón que ha recibido el anuncio de una gran alegría: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo….Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús” (Lc 1, 28, 31). Este es el anuncio que todo cristiano recibe como don en su bautismo y que está llamado a renovar a lo largo de su vida. Leer más

La alegría del Adviento. 14 de diciembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

El tercer domingo del Adviento es conocido por el nombre de Domingo “Gaudete”, que significa ‘alegraos”. La Palabra de Dios en la liturgia de este día tiene toda ella un tono gozoso y una fuerte invitación a la alegría. Isaías anuncia el retorno del exilio de Babilonia como una gran noticia: como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos. Ante este anuncio la única reacción lógica es el entusiasmo: desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo. Es la alegría que produce la cercanía de la liberación y la proximidad de la salvación. Se trata de la misma alegría y entusiasmo que la Virgen María canta en el Magníficat por las maravillas que Dios ha obrado en su persona. Y san Pablo, en su primera carta a los cristianos de Tesalónica, nos exhorta: Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. Dad gracias en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros. Leer más

“Preparad el camino al Señor”. 7 de diciembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

En el Adviento, tiempo sagrado de preparación a la Navidad, al nacimiento del Hijo de Dios, el Mesías y Salvador, se vuelve más explícita y apremiante la llamada de la Palabra de Dios a la conversión y a la renovación espiritual y moral. En este segundo domingo escucharemos la exhortación de Juan Bautista: “Preparad el camino el Señor, allanad sus senderos” (Mc 1, 3).

 

Benedicto XVI, en su magnífico libro ‘Jesus de Nazaret’, escribe que el Reino de los cielos, el Reino de Dios es Cristo mismo. En Cristo y a través de Él, el Reino de Dios se hace presente aquí y ahora. Al nacer Jesús en Belén, Dios mismo entra en la historia humana de un modo totalmente nuevo, como aquel que obra y salva. Leer más

Tiempo de Adviento. 30 de noviembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

Este domingo comenzamos el Adviento. Es el tiempo fuerte o especial que la Iglesia nos ofrece para prepararnos a la celebración de la Navidad, del nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios. Jesucristo es el sí definitivo de Dios al ser humano y la esperanza más profunda de los hombres. En Cristo, Dios ha llevado a la humanidad a su única y verdadera plenitud. Por su venida en la humildad de nuestra carne, el Señor realizó el plan de salvación de Dios. En Él, Dios ha restablecido de un modo único y definitivo la comunión con toda la humanidad y con toda la creación. En Él, la humanidad y el cosmos encuentran su sentido y realización últimos; y son purificados y liberados para siempre de la muerte física, social, ética, espiritual y cósmica. Cristo nos guía a la plenitud de la verdad y de la vida, y nos emplaza a ser fieles ‘hasta que Él vuelva’.

Leer más

La necesidad de un rearme moral y espiritual. 23 de noviembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

No cabe duda que la crisis económica que padecemos tiene raíces morales y espirituales. La crisis económica es la punta de iceberg, al que subyace una crisis de principios y valores morales y espirituales. En la génesis de la crisis económica están, entre otros factores, el liberalismo desenfrenado, germen de injusticias, de dolor y sufrimiento para tantas personas y familias. Otros factores son el relativismo ético, que ha barrido la ley natural y ha oscurecido la percepción de lo que es bueno y malo; o el individualismo egoísta y hedonista, que olvida la dimensión relacional del hombre y lo conduce a encerrarse en su pequeño mundo, para satisfacer ante todo sus propias necesidades, apetencias y deseos, olvidando a los demás.

Leer más

Carismas: dones al servicio de la comunidad. 16 de noviembre

 

Queridos diocesanos:Pluma
Nuestra Iglesia diocesana se siente llamada por el Señor a trabajar para que nuestras parroquias sean comunidades evangelizadas y evangelizadoras. Este objetivo diocesano, fruto de la oración y de la reflexión conjunta, de construir comunidades de discípulos misioneros del Señor y de su Evangelio vale para todos y todos estamos llamados a cooperar en la vida y misión de nuestras parroquias. En esta tarea no estamos solos, ni todo depende sólo ni principalmente de nosotros. El Señor Jesús va por delante, y edifica y hace más fecunda siempre a su Iglesia a través de los dones del Espíritu Santo con que continuamente nos regala. Hay pluralidad y diversidad de dones: la gracia y la Palabra de Dios, el don de la fe, los sacramentos, el amor, los ministerios y muchos más. Entre estos dones de Dios están los carismas, que resultan particularmente preciosos para la edificación y el camino de la comunidad cristiana.
Leer más

Tu parroquia es tu familia. 9 de noviembre

PlumaQueridos diocesanos:

 

Un año más celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. La Jornada de este año tiene como lema: “Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios”. El lema de este año quiere fijar nuestra atención en las parroquias, en cada una de ellas, que son como las células de nuestra Iglesia diocesana.

 

Todos y cada uno de los católicos pertenecemos a una parroquia, a una comunidad de fieles, a una familia de familias. Eso es en verdad la parroquia: una comunidad de fieles y no meramente un lugar donde se ofrecen servicios religiosos o se expiden certificados. La parroquia no puede entenderse como algo ajeno a cada uno de los fieles que la formamos: nuestra parroquia es nuestra comunidad, nuestra familia, donde debemos sentirnos en nuestra casa, como en nuestra propia familia. Leer más