Artículos relacionados

Santos de fiestas de calles y barrios PDF Imprimir E-mail
Publicar en tu facebook

 

np-santos-de-calle-1.jpgJ.M. FRANCES. Delegación Diocesana de Patrimonio
Con el título “Sants dels nostres carrers i barris”, se ha clausurado recientemente en Villarreal una singular exposición de imágenes religiosas. La muestra había sido organizada en su sede social por la Congregación de Hijas de María Inmaculada, con motivo de las fiestas de San Pascual Baylón. La exposición fue visitada ininterrumpidamente por centenares de personas. También recibió la visita de las autoridades municipales y del propio Obispo de la Diócesis.np-santos-de-calle-2.jpg

La intención de “Les Purissimeres” fue presentar una muestra de las ricas tradicionales religiosas y festivas, que desde siglos tienen por escenario las calles y barrios de la mayor parte de los pueblos de la comarca de “La Plana”. Llegado el día del patrono o del titular de la demarcación, buena parte de nuestros pueblos continúan celebrando “les festes del carrer”, que alrededor de una imagen religiosa congregan al vecindario en unas horas de convivencia fraternal. Estas imágenes, guardadas durante el resto del año en la casa del Clavario o de personas piadosas, eran o son llevadas en procesión hasta el templo más cercano para la celebración de la Misa. La mayor parte de ellas no presentan un excesivo interés artístico, tratándose de obras destinadas a la devoción popular. Otras sin embargo, sobretodo las más antiguas, fueron encargadas a escultores o imagineros de renombre y prestigio

Descubierta una obra del escultor Viciano de 1877

La exposición ha permitido descubrir a los historiadores una obra del escultor Viciano, con taller abierto en Castellón en el siglo XIX y encargada por los vecinos de la calle del Salvador de Villarreal en 1877. También se mostraba otra obra del escultor Viciano, el San Francisco de Asís venerado en su calle de esta misma población. Otras obras expuestas de interés fueron las imágenes de los patronos de la Congregación de “Els Lluisos”, San Luis Gonzaga y San Juan Bergsman, que junto a un “Ecce-Homo” son obra de Julio Pascual Fuster. Otras dos bellas esculturas, San Antonio de Padua y San Miguel Arcángel fueron talladas por el valenciano José María Ponsoda a partir de 1940. Del imaginero local Pascual Amorós son una bellísima Santa Bárbara de Villarreal y una excelente talla de Santa Quiteria, copia exacta de la destruida en 1936 y cedida por los vecinos de su calle en Almazora. Fue encargada en 1943 al escultor por José Romero Salvador (el popular“Pepe Llebra”), sacristán durante años de la parroquia de la Natividad.

Para completar la muestra fueron llevadas a Villarreal otras imágenes de “festes de carrer” de las Alquerías del Niño Perdido, una reproducción del icono del Cristo de la Piedad de Bechí y la imagen de San Blas, del escultor Narciso Valmaña, festejada en el “carrer de Sant Blai” de Castellón, patrono asimismo de Burriana.