Artículos relacionados

Jornada de Migraciones

1418985527768-cartel de la jornada mundial de migraciones y refugiados   2015

325 Años de la Virgen del Niño Perdido en Alquerías - 4 PDF Imprimir E-mail
Publicar en tu facebook

Origen de las Fiestas de la Virgen del Niño Perdido en Alquerías


Escrito por el sacerdote diocesano mossén Albert Ventura Rius
nl-alqueras-a.jpgnl-alqueras-b.jpgJ. M. FRANCES. Delegación Diocesana de Patrimonio Artístico
La celebración del 325 aniversario de la llegada de la imagen de la Virgen del Niño Perdido a las Alquerías, hoy municipio que lleva nombre, nos ofrece la posibilidad de divulgar, aunque con un cierto retraso, una interesante publicación escrita por un sacerdote diocesano, párroco en la actualidad de Cabanes, pero hijo de Las Alquerías y por decisión municipal, su Cronista Oficial.

Mossén Albert Ventura Rius viene publicando desde hace varios años diversos artículos y trabajos de investigación histórica, entorno a su pueblo y a su patrona. Otros sacerdotes o religiosos le han precedido en esta voluntad de investigar sobre los orígenes de esta hermosa advocación, que une a las poblaciones de Caudiel y Las Alquerías bajo un mismo patronazgo. Fray Diego de Santa Teresa publicó en 1720 su “Historia de la prodigiosísima imagen de nuestra Señora del Niño Perdido, venerada en el religiosísimo colegio de Jesús de Nazareno, de agustinos descalzos, en la villa de Caudiel, del reino de Valencia”.

En 1899 Martínez Mora escribió su “Novena de la prodigiosa imagen de Ntra. Sra. del Niño Perdido, venerada en el religioso colegio de Jesús Nazareno de agustinos descalzos en la Villa de Caudiel”. El P. Morro (1923) le siguió en el intento con una “Memoria histórico-descriptiva de la imagen y santuario de Nuestra Señora del Niño Perdido de Caudiel”. Mas tarde M. Blasco (1983) publicó otras notas con motivo del “III Centenario de la venida a Alquerías de la imagen de nuestra Señora del Niño Perdido”. Y ese mismo año, otro hijo de Alquerías, mossén Salvador Ballester Huguet, canónigo de la Catedral de Tortosa publicó su “Breve historia de la patrona de Alquerías la Virgen del Niño Perdido”.


La gran aportación, sin embargo, de mossén Albert Ventura ha sido la de sistematizar toda esta información, completándola con sus investigaciones en diversos archivos, sobre todo en el municipal de Villarreal, en el de su iglesia Arciprestal y en el archivo diocesano de Tortosa. En 2006 y con motivo de los ciento cincuenta años de la primera noticia documental de unas fiestas dedicadas a la Patrona de Las Alquerías apareció este libro, que relata y documenta el origen de las celebraciones que la parroquia y pueblo de Alquerías dedican a la madre del Señor, “perdido y hallado en el templo”, La publicación se ilustra con varios grabados de la Virgen, la trascripción de documentos y varias fotografías de los primeros lugares de culto de Nuestra Señora, en “l’església vella” y en “El Replá”.